Subir

Un superportaaviones nuclear estadounidense hace escala en Corea del Sur para un ejercicio naval trilateral

Busan, 4 de octubre (Yonhap) — Un superportaaviones nuclear y varios barcos de guerra de misiles guiados de la Armada estadounidense llegaron, este viernes, a la ciudad portuaria meridional de Busan, de Corea del Sur, como parte de una escala rutinaria de cuatro días en la península, que forma parte de unos ejercicios marítimos conjuntos, que tendrán lugar con Japón la próxima semana, dijeron las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés).

Los navíos en cuestión, que conforman el Grupo de Ataque George Washington, son: el superportaaviones nuclear USS George Washington, de 97.000 toneladas, el crucero de misiles guiados USS Antietam CG-54 y el destructor de misiles guiados USS Preble DDG 88, que pertenecen a la 7ª Flota de EE.UU. y se encuentran desplegados en primera línea en Yokosuka, Japón. En los barcos hay desplegados un total de 6.000 marineros.

Los oficiales militares dijeron que, durante su visita a Corea del Sur, el personal de la Armada estadounidense asistirá a varios eventos de intercambio cultural con los marineros y ciudadanos surcoreanos y, la próxima semana, llevarán a cabo maniobras conjuntas con las fuerzas surcoreanas y japonesas, frente a la costa sur de la península coreana.

En los ejercicios trilaterales, previstos del 8-10 de octubre, participarán también los destructores Aegis y aeronaves de patrulla marítima de Corea del Sur y Japón para llevar a cabo maniobras marítimas y operaciones de búsqueda y rescate.

Por otra parte, la Armada y la Infantería de Marina de Corea del Sur comenzaron, el jueves pasado, junto con un batallón de los Marines estadounidenses, un entrenamiento de 10 días para practicar las operaciones de desembarco. El ejercicio tendrá lugar hasta el 12 de octubre en la costa oriental del país y en el mar del Este.

Corea del Norte ha condenado los ejercicios conjuntos de los aliados como un preludio a la guerra, ya que ambas Coreas se encuentran aún técnicamente en guerra, al haber terminado la Guerra de Corea con una tregua en lugar de con un tratado de paz. Pyongyang amenazó en marzo con atacar Seúl y la parte continental de Estados Unidos, cuando las fuerzas de las dos naciones llevaron a cabo sus ejercicios anuales, en los que participan portaaviones y los bombarderos y cazas sigilosos.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/10/04/0300000000ASP20131004001000883.HTML

Share Button