Subir

VISITA INTERNACIONAL DEL PROFESOR ROBERTO SOTO

Entre el 3 y el 7 de octubre, la Universidad Gabriela Mistral contó con la visita internacional del historiador Roberto Soto, quien actualmente reside en Grecia. El académico realizó un curso internacional para los cursos de la Red Cultural denominado: “Grecia 4000 años de historia”.

A continuación, una nota realizada por la estudiante de Periodismo e Historia, Paula Arenas V. y publicado en On The Record.:

Somos más griegos de lo que suponemos y sabemos

Esta semana, los consejos de un excelente profesor, calaron profundamente en mi memoria. Roberto Soto, quien vive actualmente en Grecia, visitó nuestra casa de estudios por una semana. Más que para enseñarnos sobre los griegos, nos dio las bases maravillarnos con ellos.

Hace 20 años comenzó su carrera de profesor en la Mistral como discípulo de don Héctor Herrera Cajas. Hoy, transcurrido todo ese tiempo afirma que “reencontrarme con estos patios ha sido emocionante, a veces los espacios evocan recuerdos del pasado”.

Ser historiador para el común de las personas es sin lugar a dudas una profesión que implica saber muchos datos. Sin embargo, están equivocados. Ser historiador es más que eso, es conocer, querer y entender el pasado desde un punto de vista propio. Don Roberto Soto es un testimonio de esto, amar incondicionalmente a Grecia es lo que lo llevó a transformarla en su segunda patria, y hoy, su hogar.

Es por eso que desde un punto de vista personal pude apreciar en esta charla, además de un océano de conocimientos, el verdadero amor incondicional hacia una parte de la historia. Soy alumna de Historia y me conmueve ver como un profesor se encanta con una civilización de la cual debemos estar agradecidos. Todo el legado que nos han transmitido nos hace ser quienes somos en la actualidad. Entonces ¿Por qué estudiar a los griegos hoy?

Para don Roberto Soto existen cuatro posibles respuestas. Argumentos que nos pueden dar una pista para no olvidar a los griegos y mirarlos solamente como un pasado glorioso que no estuvo exento de la decadencia natural que sufre una civilización.

En primer lugar, los griegos en la antigüedad fueron capaces de crear una civilización. Nos encontramos con una herencia cultural que no solamente nos parece ejemplar sino que además es un mundo. Aunque no los conozcamos están presentes en nuestra cultura. No hace falta ser un especialista para traer consigo una cantidad de elementos culturales que arrancaron de esa experiencia antigua. Somos más griegos de lo que suponemos y sabemos.

Han sido capaces de crear una civilización que ha alcanzado un alto nivel en distintas áreas. Un estudiante de arquitectura o arte en sus primeras clases estudiaran a los griegos. Tanto medicina como geografía. Las áreas del saber nos llevan a los griegos. Y, lo más importante, los griegos marcan desde nuestra óptica un desafío para los hombres actuales.

Hubo ámbitos en los que los griegos fueron pioneros. Uno de muchos ejemplos es el campo de la literatura. Homero fue capaz de componer una obra de 24 cantos la que ha sido difícilmente igualable a lo largo de toda la historia posterior. Para los poetas griegos Homero era una sombra ya que no es el único sino el primero y el mejor. Al hablar de Homero hablamos de poesía épica. Siguiendo con el tema podemos hablar de Hesiodo quien, utiliza la lírica, y se ocupa de los pequeños problemas de la vida ordinaria. Conceptos que usamos hoy y nos indican que somos herederos de ello.

A su vez, vemos que la experiencia política griega que nos marcan hasta el día de hoy. Dracón y Solón por citar algunos ejemplos. Esta es una experiencia que no podemos evadir, en estos experimentos políticos se ponen las bases del mundo occidental. La primera respuesta para estudiar a los griegos es un poco obvia, nos han legado una inconmensurable experiencia cultural.

Un segundo argumento es el serio problema de identidad cultural los griegos han logrado comprender lo que significa ser griego. La reflexión sobre el que somos es una constante en el mundo griego. En la antigüedad los griegos se sentían iguales. Todos hablaban la misma lengua sin embargo había diferencias dialectales lo que se fue abriendo ya que se empezaron a relacionar con más culturas. Entonces se preguntaban ¿soy griego o ateniense? Primaba entre ellos ser primero griego.

El griego consideraba a lengua como un vehículo de pensamiento y, por esta razón, la cuidaban. Si bien es cierto, en el paso de los siglos la lengua ha ido sufriendo cambios a los griegos se les cría sabiendo que tiene que cuidar la lengua. La palabra tiene una dimensión sagrada porque es la lengua de las escrituras.

En tercer lugar el profesor considera que es más necesario hoy, que en otras épocas, un retorno a los clásicos. Primero con respecto a la identidad, si lo llevamos al ámbito personas en cuanto a la identidad chilena ¿Qué somos?¿chilenos o araucanos? A raíz de esto piensa que Occidente tiene que reflexionar otra vez sobre la lengua y, para esto, los clásicos pueden ser muy útiles ya que son ellos quienes nos hacen reflexionar.

Finalmente, existe una respuesta la pregunta central, que es a mi parecer, la más válida de todas. A los griegos hay que estudiarlos porque sí. Por el gusto de encontrar algo que conmueva la inteligencia. No solo porque los griegos sean un medio para encontrar nuestra propia identidad. Simplemente, por el mero acto de comprender una parte sublime de la historia.

Share Button